Aclaraciones a determinados cultivos:
  • Acelga: siembras tempranas, mejor en la 2ª quincena de agosto para que lleguen bien formadas al invierno. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.
  • Apio: siembras tempranas, mejor en la 2ª quincena de agosto para que lleven bien formadas al invierno. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.
  • Berenjena: siembra no más tarde de la 1ª quincena de febrero para que le de tiempo a las flores a cuajar antes de que lleguen los calores veraniegos.
  • Brócol: siembras tempranas, mejor en la 2ª quincena del mes de julio o 1ª de agosto para que lleguen bien formadas al invierno.
  • Calabacín: puede realizarse siembra directa o en semillero si prevemos que la maceta no va a estar disponible hasta varias semanas mas tarde. Es un cultivo de ciclo rápido, por lo que se pueden planificar varias siembras para tener continuidad.
  • Cebolla: elegir variedades adecuadas para la fecha de siembra elegida. Si pretendemos sacarles semillas, necesitaremos dos años, el primero para producir la cebolla, siendo en la primavera del segundo año cuando estas florecerán y posteriormente semillarán. Por ello, producir semillas de cebolla en macetas compromete la utilización del limitado espacio del macetohuerto.
  • Col: siembras tempranas, mejor en la 2ª quincena del mes de julio o 1ª de agosto para que lleguen bien formadas al invierno. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.
  • Coliflor: siembras tempranas, mejor en la 2ª quincena del mes de julio o 1ª de agosto para que lleguen bien formadas al invierno. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.
  • Escarola: pueden sembrarse a partir de la 2ª quincena de agosto. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.
  • Espinaca: siembra temprana a partir de la 1ª quincena de septiembre. Aunque la espinaca admite siembra a final de invierno, yo no la práctico para que no me ocupen el espacio de los cultivos de verano. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.
  • Fresa: el trasplante otoñal de fresones segura una buena fructificación en la primavera.
  • Guisante: sembrarlas no más tarde de noviembre, para que no ocupen macetas ya metidos en el periodo de trasplante de los cultivos de verano.
  • Haba: sembrarlas no más tarde de noviembre, para que no ocupen macetas ya metidos en el periodo de trasplante de los cultivos de verano.
  • Judía verde: siembra no mas tarde de la 1ª quincena de abril para que le de tiempo a las flores a cuajar antes de que lleguen los calores veraniegos. Esto se refiere a las especies que a mi se me dan bien en el macetohuerto: Vigna unguiculata subsp. Sesquipedalis (conocida como judía de metro) y Phaseolus coccineus (conocida en ayocote o ayecote)
  • Lechuga: elegir variedades acorde a la estación. Las hay que aguantan mejor el calor como la Maravilla de Verano. Otras sin embarco prosperan mejor con el frío invernal, especialmente las de coloración tinta, como la Hoja de Roble. Existen otras intermedias para otoño y primavera. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.  Yo no las cultivo en verano por el excesivo calor, aunque este año probaré con la Maravilla de Verano, a ver como se da.
  • Lombarda: siembras tempranas, mejor en la 2ª quincena del mes de julio o 1ª de agosto para que lleguen bien formadas al invierno.
  • Melón: siembra no mas tarde de la 1ª quincena de abril para que le de tiempo a las flores a cuajar antes de que lleguen los calores veraniegos.
  • Patata: se pueden realizar 2 siembras en el año en fechas bien determinadas. Una en diciembre para cosechar en junio del año siguiente y otra en agosto para cosecharla en diciembre del mismo año.
  • Pepino: siembra no mas tarde de la 1ª quincena de abril para que le de tiempo a las flores a cuajar antes de que lleguen los calores veraniegos.
  • Pimiento: siembra no mas tarde de la 2ª quincena de enero, muy protegidos del frío, para que le de tiempo a las flores a cuajar antes de que lleguen los calores veraniegos.
  • Puerro: sembrarlos cuanto antes a partir de la 2ª quincena de agosto para que acaben de formarse antes de la entrada de la primavera, en el que se suben a flor. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.
  • Rábano: es un cultivo que se desarrolla muy rápido, en mes o mes y medio, y vale para aprovechar cualquier hueco entre cultivos o para asociarlo con plantas que crecen más lentas y que posteriormente ocuparan el espacio. Si queréis sacarles semillas necesitareis varios meses adicionales de ocupación de las macetas.
  • Remolacha: si pretendemos sacarles semillas, necesitaremos dos años, el primero para producir la remolacha, siendo en la primavera del segundo año cuando estas florecerán y posteriormente semillarán. Por ello, producir semillas de remolacha en macetas compromete la utilización del limitado espacio del macetohuerto.
  • Tomate: siembra no mas tarde de la 1ª quincena de febrero para que le de tiempo a las flores a cuajar antes de que lleguen los calores veraniegos.
  • Zanahoria: si pretendemos sacarles semillas, necesitaremos dos años, el primero para producir la zanahoria, siendo en la primavera del segundo año cuando estas florecerán y posteriormente semillarán. Por ello, producir semillas de zanahoria en macetas compromete la utilización del limitado espacio del macetohuerto.

 

Ajustes del calendario de cultivo

Las condiciones microclimáticas de los macetohuertos son particulares, mostrando ciertas diferencias respecto a las que tiene el cultivo directo en tierra. A de tenerse en cuenta que suelen estar situados en patios, terrazas, balcones y azoteas, no estando en contacto con la tierra ni, por tanto, su capacidad suabizadora (amortiguadora) de la temperatura y la humedad.
En Sevilla, donde vivo, los veranos son secos y calurosos, con temperaturas que en los peores días superan los 40 ºC, con una humedad relativa muy baja. Las claves que apunto en este artículo van dirigidas al cultivo en macetas en estas condiciones climáticas.
En los huertos cultivados directamente sobre el terreno, las temperaturas y humedad existentes son razonables para la adecuada floración y cuajado de los frutos, gracias a la humedad y capacidad de absorción térmica del suelo.
Sin embargo, en un macetohuerto la temperatura ambiente es mayor, ya que las superficies de ladríllo y cemento reflejan el calor produciendo un sobrecalentamiento de las macetas y una drástica reducción de la humedad relativa del aire. Estas condiciones generan un fuerte estrés de los cultivos que, durante los meses de calor extremo, como son julio y agosto, o no florecen o, si lo hacen, terminan perdiendo la mayor parte de las flores sin que estas cuajen.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.